Una fundación laboral es una organización sin ánimo de lucro creada para el beneficio de los trabajadores de un sector en concreto. Pueden haber sido formadas por pacto o concierto entre las empresas y sus trabajadores o bien por organizaciones empresariales y sindicales representativas de un sector o sectores determinados.

Seguridad y estabilidad en cada sector

El interés de estas fundaciones es promover el desarrollo de fines laborales entre los que la integran. La principal ventaja de pertenecer a una fundación laboral radica en el hecho de que esta organización facilita a empresas y trabajadores los recursos necesarios para que el sector en el que se encuentre enmarcada llegue a ser más profesional.

Ni que decir tiene que cada fundación laboral busca la máxima seguridad y estabilidad de su sector. La unión que proporciona una organización de este tipo repercute no ya solo en el propio sector, sino también en las empresas y trabajadores afines y el resto de la sociedad. El futuro de estas empresas será más profesional y seguro gracias a los avances de la fundación laboral.

Toda fundación laboral, además, trabaja para lograr que la prevención de riesgos laborales, la formación, la innovación, la sostenibilidad y las nuevas tecnologías formen parte de cada sector con el fin de ayudar a seguir construyendo un mercado laboral más estable.

Cada fundación laboral posee muchos ámbitos de actuación. Uno de los más importantes tiene que ver con la formación constante tanto para empresas como para trabajadores. Las fundaciones disponen de centros de formación propios repartidos por todo el país en donde se lleva a cabo una variada y completa acción formativa.

Información y servicios para brindar todas las respuestas necesarias

El objetivo de cada fundación laboral es seguir mejorando de forma continua en cada sector laboral. Para ello, cualquiera que pertenezca a alguna organización de este tipo dispondrá de las herramientas necesarias para su crecimiento profesional.

Precisamente, las fundaciones laborales suelen llevar a cabo a lo largo del año diversas actividades para dar respuesta y satisfacer las necesidades de empresas y trabajadores de su sector. Siempre buscando la excelencia encaminada a conseguir la máxima calidad y brindar todas las respuestas que sean posibles.

Sin ir más lejos, al acudir al portal web de cualquier fundación laboral podemos encontrar una gran cantidad de información y servicios sobre un sector en concreto. Aspectos como la seguridad, la formación y el empleo son básicos, por lo que pertenecer a una fundación laboral repercutirá en numerosas ventajas.

La cuota a pagar por pertenecer a una fundación laboral se obtiene mediante un porcentaje sobre la base de cotización a la Seguridad Social. Cada fundación determinará cómo debe llevarse a cabo dicho pago. Un dinero que, evidentemente, repercutirá en el beneficio de la propia fundación para seguir adelante con sus proyectos.

 En definitiva, son numerosas las ventajas que nos aporta pertenecer a una fundación laboral. Cada sector requiere de un tipo de formación específica y de una serie de herramientas determinadas. Empresas y trabajadores podrán tener acceso directo a ellas gracias precisamente a estas organizaciones creadas para el beneficio y crecimiento de los profesionales.

Pin It on Pinterest

Share This